Dinámicas de grupo: Educar en el silencio

Posted in Dinámicas de grupo, General, Metodología Montessori

El silencio como dinámica de grupo:

En las dinámicas de grupo hay varios objetivos: aprenderse los nombres de las compañeras, sensibilizar sobre un tema en cuestión, fomentar la confianza entre los miembros del mismo.  Estas dinámicas grupales tendrán como objetivo en sí mismo conseguir el silencio.

La entrada anterior trabajaba el tema del  silencio y su importancia en el aula y en los grupos en general.

Control de los movimientos

Muchos científicos han descubierto que el movimiento en los niños/as tiene mucho que ver con la inteligencia,  de modo que para nuestras dinámicas de grupo vamos a proponer determinados ejercicios de movimiento controlado para así adquirir un autocontrol: Si controlo mi cuerpo, controlo la mente.

Moverse en la elipse

Aunque no le daba el nombre a estas actividades: dinámicas de grupos, María Montessori proponía que las niñas/os se  movieran en una elipse dibujada o marcada en el suelo, como si fuera una barra de equilibrios.

Se invita a que lo hagan con movimientos lentos, pausados… y que se vayan metiendo en la elipse uno a uno con el chasquido de los dedos (si les cuesta estar callados el sonido será aún más suave para que ello les obligue a estar en silencio).

Pueden transportar objetos encima de la cabeza, o en el codo, una cuchara que sujeta una bola de ping pong… para que no se caigan los  objetos y ello les haga prestar mayor atención. Después de la dinámica veréis que están más centradas/os y con mayores ganas de trabajar.

Relajación y meditación como dinámicas de grupo

Como vimos en la entrada anterior se pueden hacer actividades de relajación en las que ellos se pueden sentir más centrados y tener ganas de estar en silencio.

Moverse usando una campana

Una vez se han realizado algunas de las dinámicas anteriores se propone esta actividad. La maestra indica a los niños que se sienten callados y con los ojos cerrados, coge una campana se mueve lentamente por la clase tiene que ir a la mesa de uno de las alumnos y dejarla ahí sin que suene la campana. Este niño se levantará y hará lo mismo.

Susurrar el nombre de una alumna

A la hora de pasar lista, llamar a alguien por el nombre se puede susurrar el nombre o apellido de la alumna, para que todos estén pendientes de a quién van a llamar.

¿Qué necesitas?

Muchas veces los niños/as gritan o no escuchan porque no se encuentran bien o están nerviosos. Una de las dinámicas de grupo que ofrezco es hacer pequeñas conversaciones previamente ensayadas para que entre los niños se las copien, esto consistirá en una conversación entre la niña y yo, la niña me dirá delante de todos sus compañeros: “estoy nerviosa” a lo que yo le contesto: “¿qué necesitas?” y ella me contesta: “dar siete saltos en el pasillo” Otro día le diré a otro niño que simulemos otra conversación similar. De esta manera estoy respetando al niño con su necesidad que tiene de movimiento. Hay que pensar que en el colegio están más de 8 horas al día.

Los sonidos del cuerpo

 La última dinámica de grupo es interesante ya que se trata de escuchar qué sonidos produce nuestro cuerpo. Por ejemplo, la respiración o el corazón. Uno de los ejercicios es que la maestra cronometre un minuto mientras las niñas y los niños cuentan los latidos. Después invitarles a correr, caminar o saltar y que vuelvan a contarlo.